Avance narco: apuntan al narcomenudeo en Rosario y destacan el trabajo en Orán para desarticular bocas de expendio

Policiales 12/03/2024
IMG_0602

En comunicación con Aries, el fiscal de la Unidad Fiscal contra la Narcocriminalidad, Gustavo Torres Rubelt, analizó la escalada de violencia que sacude a Rosario de Santa Fe, con el avance del crimen organizado, y trazó paralelismos con lo que ocurre en territorio provincial, principalmente en Orán, donde también se registraron graves casos de narcomenudeo, ajuste de cuentas y sicariato.        

                         
Según su análisis, la situación descontrolada con la droga en Rosario encuentra sus raíces en el narcomenudeo, que a diferencia de las grandes operaciones narcotraficantes que acaparan titulares, lo hizo de manera un poco más discreta, alimentando un ciclo de adicción y violencia.


“En esa ciudad no son grandes narcos, no se trata de un Pablo Escobar, es narcomenuedo que copó todos los barrios. Es gente que vive de boca de expendios”, comenzó el fiscal. 

Según lo apreció, cuando se habla del narcomenudeo,  se tiende a minimizar la problemática, “cuando claramente es la que más afecta”, sentenció. “Los homicidios, el robo, la violencia de género, el delito que sea, generalmente es gente que está bajo los efectos de la droga y con la  necesidad de tener otra dosis más”, añadió.

Desde su hipótesis, habría que buscar en el tiempo, cuando empezó la escalada de violencia en Rosario, y  “seguro es por descuidar el narcomenudeo”. 

En ese sentido recalcó que el crimen organizado de Orán  “no está ni cerca de ser Rosario”, que “no son situaciones comparables y gran parte de eso viene del compromiso del Ministerio Público Fiscal, la Procuración y las fuerzas policiales para no llegar a ser nunca a eso”. 

Además nuevamente remarcó que se debe trabajar articuladamente con el Gobierno Nacional. “No se pueden hacer divisiones tajantes, el trabajo debe ser conjunto entre ambas jurisdicciones y eso nos puede garantizar que no lleguemos a ser Rosario, que dejó de considerar una política de Estado el narcomendudeo y se concentró en la búsqueda del “gran jefe”, advirtió el fiscal. 

“No hay que dar ni un paso atrás, es una lucha muy compleja y los recursos van por detrás de las necesidades”, aclaró. 

Finalmente apuntó contra la permeabilidad en las fronteras por donde ingresan drogas sintéticas, como cocaína o marihuana prensada y explicó que la Argentina no es un país de paso, como se pensaba, sino de consumo, donde cada vez más jóvenes terminan cayendo en el narcomenudeo. 

 “Argentina consume droga y encima de mala calidad, que está haciendo estragos con los jóvenes, quizá en mayor o menor medida, pero cada vez son más chicas las personas que terminan cayendo, primero siendo víctimas y luego victimarios, para estar al servicio del dealer. La política criminal debe abocarse a la permeabilidad de las fronteras, donde ingresa la droga”, cerró.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbite con tu mail y recibí todas las noticias de nuestra web